El Matrimonio Trino y Eterno

Friday, May 18, 2007

El Matrimonio Trino y Eterno


El Matrimonio Trino y Eterno
La Nueva Definición del Matrimonio
Por Peter Falkenberg Brown ~ 10 de diciembre de 2006
mailto:peterbrown@worldcommunity.com

"Hasta que la muerte nos separe" ha sido por mucho tiempo la promesa de fidelidad y amor entre un hombre y una mujer que se unen en matrimonio. Sin embargo, estadísticas de divorcio del cincuenta por ciento demuestran que permanecer fiel hasta la muerte no es una tarea fácil. No importa cuan “enamorados” pueden estar las parejas en su día de la boda, mantener la chispa del amor viva ha probado ser de hecho muy difícil. Creo que una de las razones por la que los matrimonios colapsan antes de que intervenga la muerte es porque la promesa de amor hasta la muerte contiene una limitación inherente. Si uno asume que el matrimonio sólo perdura el lapso de nuestra vida física, entonces tiene sentido el esperar otro mejor matrimonio si el primero no está funcionando.

El matrimonio, me parece, es como la pregunta de “hay un Dios o no hay Dios”. Si no hay Dios – o incluso si Dios es “distante” o irrelevante para el matrimonio, entonces el matrimonio se convierte en un ámbito donde los seres humanos buscamos amor y placer de acuerdo a nuestras preferencias. En cambio ¿no es más lógico asumir que Dios si existe, El está íntimamente preocupado con la institución del matrimonio?

Basados en esta visión, la definición de matrimonio fluye naturalmente de nuestro entendimiento de la relación ideal entre Dios y cada ser humano. Una forma de ver esta relación es decir que cada persona es una proyección de un “átomo” único de la personalidad infinita de Dios. Cada uno de nosotros puede relacionarse con una única parte de Dios que corresponde sólo a nosotros, y por tanto podemos decir que somos verdaderamente una parte de Dios. Si todos estamos destinados a tener una intensa relación mística con Dios, viviendo vidas de amor, como un templo literal de Dios, entonces ¿Cómo deberían ser nuestros matrimonios?

Primero, deberían ser tan eternos como el mismo Creador del Amor lo Es. Si Dios no quiere que termine la relación de amor que tenemos con El, ¿por qué querría El que nuestros matrimonios terminaran? Prometer amor hasta la muerte es sólo un poco más largo que prometer que uno amará hasta el próximo jueves. Porque ya nos movimos al mundo espiritual el viernes ¿ya nos amaremos más?

Considerando la dinámica del sexo conyugal entre marido y esposa, así como el fruto o resultado con la aparición de los amorosos hijos, y teniendo también en cuenta la relación mística de amor que Dios quiere tener con cada persona, parece lógico concluir que el espíritu de Dios está presente en la concepción de cada hijo, así como también está presente durante el proceso amoroso íntimo que precede a su concepción. Si Dios quiere vivir místicamente con cada uno, resonando con los pensamientos, sentimientos y acciones de cada persona, ¿por qué entonces querría Dios dejar la habitación cuando el marido y la esposa se unen íntimamente expresando su amor? Ya que Dios diseño la sexualidad con todas sus complejidades y debido a que lo hizo así por una motivación de amor, ¿por que no va a querer participar en la trascendente e impresionante unión de dos personas en amor? En el libro de la Dra. Jenny Wade, “Transcendent Sex”, la autora escribe sobre la "unión mística” o "devekut", el "adherirse a Dios" de la tradición judía. La Dra. Wade entrevista a muchas personas que experimentan una unión con Dios durante sus experiencias sexuales.

No es una coincidencia que muchos matrimonios que se aman mutuamente dicen que su pareja los “completa”. El hombre y la mujer reflejan cada uno una parte masculina o femenina de Dios y son completos como individuos, cuando se funden juntos en íntima unidad con su esposo o esposa. El proceso involucra a tres: el marido, la esposa y Dios como la esencia viva y el creador de ambos. Esa fusión o unidad íntima no ocurre solo por tomar café juntos en la terraza; ocurre cuando el marido y la esposa se unen juntos sexualmente creando una “corriente eléctrica” entre ellos, con Dios generando el poder que permite al marido y a la esposa unirse juntos. Esto determina el valor espiritual único y precioso que los órganos sexuales humanos desempeñan y remarcan la razón del por qué nuestros órganos sexuales deben preservarse para nuestro marido o esposa eternos.

Ya que hombres y mujeres son de hecho “espirituales” por naturaleza, y dado que Dios es el origen de todo lo espiritual, el matrimonio de un hombre y una mujer llega a ser un “matrimonio trino y eterno”, en el que Dios, el marido y la esposa llegan a unirse total y completamente. Una unión de este tipo es diferente a cualquier otra relación. La profundidad de la unión en un matrimonio trino y eterno es empática, telepática, resonante, entrañable y entretejida en tal grado con el amor de Dios como pegamento, que el marido y la esposa finalmente llegan a ser “completos”. Esta definición de matrimonio clarifica el por qué uno debería tener un único marido o una única esposa. Podemos amar a todos los miembros del sexo opuesto, pero debemos amarlos como hermanos o hermanas, no como esposos, pues un matrimonio trino y eterno es sólo posible cuando un único marido y una única esposa se unen en una alianza exclusiva, eterna e indestructible que permite a Dios vivir con ellos para siempre.

Creyendo que esto es así, mi esposa, Kimmy Sophia, y yo rededicamos nuestro matrimonio en 2006 con unos anillos especiales de boda (véanse las imágenes), en los que inscribimos la frase en Latín: "Matrimonium Aeternum Trinum" (Matrimonio Trino y Eterno). Escribimos nuestros votos matrimoniales en forma de poema (ver al final *) y en nuestra página: http://www.worldcommunity.com/ - en la sección de poesía.


Con la meta y el compromiso de establecer un matrimonio trino y eterno, se trasforma la perspectiva personal de cada uno en la pareja sobre el matrimonio. Los problemas actuales se hacen pequeños en contraste a la visión de vivir juntos para siempre, disfrutando de un te a la orilla de un río en el mundo espiritual después de cinco mil millones de años. Verdadero amor para siempre es una idea mucho más atractiva que un amor que termine a los setenta cinco.

Dado que todos nosotros, sin excepción, somos únicas imagines o reflexiones de un Dios amante y compasivo, el destino de un matrimonio trino y eterno pertenece a todos y cada de nosotros. Nuestro camino hacia ese destino será acelerado por nuestros esfuerzos, pues alcanzamos el mundo del amor verdadero al crearlo mientras recorremos ese camino.
--------------
~ Copyright 2006 Peter Falkenberg Brown. Reprinted with permission. The original article is published at: http://worldcommunity.com/wcj/pages/s.0001/t.218.html
---------------------
Renovación de los Votos de Matrimonio en forma de poema, escritos para la reafirmación del Matrimonio Trino y Eterno de Peter y Kimmy Sophia Brown con 24 años de matrimonio. La ceremonia se celebró en la House Mountain Overlook, el domingo 8 de octubre de 2006 en las montañas Shenandoah, con Tymon, Grace, Ranin, Tadin y amigos.
Intercambiamos los anillos hechos especialmente para la ocasión. Los anillos son de 23kt (.958) de oro, que tienen 20 nudos Triquetra alrededor de cada anillo. Se puede ver una explicación sobre el nudo Triquetra
aquí. Fue usado como símbolo por los primeros cristianos para simbolizar la Trinidad.
-------------------

Renovación de los Votos de Matrimonio

Imaginación e iluminaciónnos
ha llevado a este momento
donde podemos ver el futuro.

El brillo y calor de Tu amor
nos despertó inesperadamente.
Sorprendidos,
abrimos nuestras ventanas cerradas
para darte la bienvenida.

Desde el desorden de nuestras polvorientas habitaciones
de arrepentimiento, dolor
y separación.

Haciendo señas afuera como los niños que van
a un carnaval,
nos encontramos con alguien como nosotros,
una mitad de la célula de Dios que fue
nuestro comienzo.

¿Cuantas veces desde entonces
nos hemos escondido en un armario
o un viaje precipitado
sobre montículos de detritus sin nombre?

Ha sido difícil aprender que no estamos solos,
pero Tu persistentemente
nos recuerdas
sobre Tu amor trascendente.

Año tras año, moviéndonos de habitación en habitación,
Tu amor nos limpia,
nos ilumina,
vive en nosotros;
mostrándonos lo que significavivir juntos.

Prometiéndonos uno a otro,
cada uno una mitad Tuya,
encontramos integridad
en Tu presencia,
en Tu penetrante amor
que entrelaza nuestros pensamientos y sentimientos
en comunión.

Imaginación e iluminación
nos ha llevado a este momento
donde podemos ver el futuro
de un amor para Ti y para cada uno
que no tiene esquinas,
ni límites o muros de separación.

Nuestros votos de matrimonio trino y eterno;
Matrimonium Aeternum Trinum;
son un reconocimiento feliz;
nuestra respuesta
a Tu voto de amor;
nuestro compromiso de caminar juntos
en el amanecer del amor de Dios.

-------------------
Abrazando a Dios

Esperando por Dios,
envuelvo con mis brazos a mi Amada

Transportado a los reinos del sentimiento,
escucho su corazón
latiendo suave contra mi pecho.

La invisible,
la esfera dimensional infinita
de Dios
que reside en la estructura
de cada una de sus células –
que arden en su corazón;

Me permiten
Abrazar a Dios
***
Peter Falkenberg Brown
2 de marzo de2002
----------

About Me

My photo
Autor y educador español (1952 - ) felizmente casado con Teresa Chávez, dos hijos varones. Datos biográficos en: http://jesus-gonzalez-losada.blogspot.com/ - Magíster en Matrimonio y Familia por la Universidad de Navarra. - Director en Uruguay de la Fundación Educativa para la Paz: - http://educacion.co.nr/ - Autor de varios libros y ensayos publicados en distintos medios